Rostros de mercados (Lima)

Ir al mercado de una ciudad o pueblo es más que un disfrute personal para mí. Siento que al ingresar a ellos se abre una ventana tan variopinta, extravagante, costumbrista y hasta misteriosa que no debería ser vista sólo como un destino gastronómico en la lista de un viajero.

Recorrer el mercado es acceder al imaginario social de un lugar. La mujer como ese símbolo protector, creador y administrador de los alimentos; las historias ocultas en las manos sucias de tierra, las miradas atrapadas en los cuchillos mientras se pica el nabo para la ensalada o los olores tibios que pasean por los pasillos cada vez que una olla se destapa.

Parando en la ciudad de Lima me tomé el tiempo para observar y preguntar cada vez que mis ojos descubrían un fruto desconocido y me llevé una sorpresa; esos rostros que parecen cansados y silentes me hablaron con tanta generosidad, ternura y sed de auto-narrarse que no pude escapar de la trampa de esa magia que, una vez más, Sudamérica me regalaba.

En cada foto, rostro y manos hay una breve historia que, aunque parezca mínima, revela nuestro presente y las cicatrices de un pasado que aún permanecen visibles.

  Datos útiles

 El mercado Santa Cruz está en el límite entre los distritos Miraflores y San Isidro, en el cruce de la calle Mendiburu y Mariano Melgar. Permanece abierto desde las 7:00 am. hasta las 5:00 pm. Al salir pueden caminar por la avenida Del Ejército hasta encontrarse con el malecón de Miraflores.

 El mercado Surquillo se ubica en el distrito homónimo. Se puede llegar caminando, tomando de referencia el parque Kennedy (distrito Miraflores), allí avanzas hasta la avenida Ricardo Palma y después de cruzar un puente, a pocas cuadras, encontrarás el edificio azul. Atienden de 7:00 am. a 6:00 pm. Se encuentra en el cruce de la calle Jr. Luis Varela y Orbegoso con Narciso de La Colina.

Venga, valiente ¡anímate a comentar!